Generar técnicas de venta y de atención al cliente, es hoy un elemento estratégico de competitividad en las empresas consiste en un factor de diferenciación entre las organizaciones, y clave determinante para fidelizar y captar nuevos clientes a partir de sus necesidades